lunes, 11 de julio de 2016

DOS NOVEDADES CHESTERTONIANAS

DOS NOVEDADES CHESTERTONIANAS


Ayer por la tarde estuve con mi esposa dando una vuelta por el centro de Madrid, y entramos a una de esas grandes superficies donde tienen de casi todo, desde libros hasta ordenadores, pasando por juegos de videoconsola. Queríamos echar un vistazo y la verdad es que los dos tenemos bastante peligro en ese sentido, porque siempre cae algo, una película, un compact disc, un libro... Al final, cayeron cinco libros, pero es que hay que prepararse las lecturas de verano. De ahí este breve post en el que quisiera participaros dos novedades chestertonianas que descubrimos ayer, por si os apetece echarles un vistazo. Ni qué decir tiene que aún no los he leído, pero estoy convencido de que me gustarán.

Se trata de dos libros de G. K. Chesterton, como no podía ser de otra forma: uno es la nueva edición de Herejes (Heretics), publicada por la editorial El Acantilado (compré la 2ª edición, febrero de 2009), con traducción de Stella Mastrangelo. Es un clásico entre los libros de Chesterton. En él se despacha a gusto sobre casi todo, en especial sobre la religión cristiana, las religiones modernas, e incluso el ateísmo moderno; sobre el vegetarianismo; sobre Ibsen; sobre Bernard Shaw; sobre Wells o sobre Kipling. No deja palo sin tocar. Lo dedicó a su padre y es una auténtica joya del pensamiento y del ensayo "estilo made by Chesterton". Se publicó originalmente en 1905, y de esta obra nacería otro libro, su célebre Ortodoxia (Orthodoxy, 1908), que contiene la filosofía personal de nuestro autor y a la que el año pasado le dediqué una entrada. Merece la pena leer ambas, Herejes y Ortodoxia: tal vez sean, junto con El hombre eterno, los tres mejores ensayos de Chesterton.

El otro libro es totalmente nuevo para mí. Afirman los editores que es la primera vez
que se publica y traduce en castellano. Puede ser cierto, no lo pongo en duda. Se trata de Lo que vi en América (What I Saw in America), en una edición de la editorial Renacimiento, de mayo de 2009, con traducción de Victoria León. O sea, como quien dice, acaba de salir del horno. Originalmente se publicó en 1922 y recoge las impresiones de Chesterton acerca de los Estados Unidos, en especial, y de toda América, en general. El libro fue fruto de una larga serie de conferencias que Chesterton dio por gran parte de los Estados Unidos, Canadá y algunos países de América del Sur. Es, por tanto, un libro de viajes, pero con el peculiar estilo irónico y lleno de paradojas del autor inglés. Confieso que, así como he leído Herejes (no en la edición citada, sino en otra más antigua), éste de Lo que vi en América es totalmente nuevo para mí y, en cuanto lo haya leído, os haré saber mi opinión, si os parece. Seguro que es muy interesante y el verano es un buen momento para leer un libro de viajes.

Como imaginaréis, estoy encantado por haber descubierto estas dos novedades chestertonianas. Os deseo que pronto disfrutéis de las vacaciones. Se me ocurre que podéis aprovechar la ventana de comentarios para recomendar libros que hayáis leído o que vayáis a leer durante estas vacaciones. Me gustaría mucho conocer vuestras "lecturas de verano".

Os deseo lo mejor y, como siempre, os envío un afectuoso saludo.